La Clientela y el Aviamiento o Avío

Miércoles, 17 Septiembre   

La buena organización, el conocimiento de los hábitos y gustos del público, las listas de nombres y direcciones de proveedores y consumidores, el buen servicio suministrado por el personal, etc. son los factores que integran la aptitud para producir utilidades y es así como se constituye el avío de una negociación.

Para este autor, clientela y avío no son elementos (es cierto que esto le da valor a una negociación pero esto no es suficiente para darles el carácter de elementos constitutivos) sino cualidades de la llamada negociación.

El derecho al arrendamiento.

Una negociación no puede existir sin uno o más locales, en donde encuentran cabida los elementos corporales. Cuando la propiedad del local corresponde a quien también tiene el dominio sobre la negociación, suele omitirse incluir entre los objetos que la forman el inmueble que la contiene, ya que su régimen jurídico no presente ninguna peculiaridad, pero si no es propietario y por consiguiente lo toma en arrendamiento, su interés puede ponerse en pugna con el dueño del inmueble, bien durante la vigencia del contrato de arrendamiento, en caso de que pretenda enajenar la negociación , o al concluir el plazo estipulado, en caso de que el comerciante desee continuar explotándola. Empresas