El tránsito del Profesional hacia el Empresario

Miércoles, 17 Septiembre   

Stephen Covey (“Los 7 Hábitos de las personas realmente efectivas” - 1995) hace referencia a la necesidad conjunta de diversos aspectos en el proceso de ser eficiente y efectivo: los conocimientos (que se relaciona con el saber),las habilidades (que se vinculan con saber hacer), y las actitudes (que requieren un fuerte deseo interno a veces llamado motivación).

En su posterior trabajo (Stephen Covey: “El octavo hábito – de la efectividad a la grandeza” – Paidós - 2005) el autor nos habla de un octavo hábito que “no es una mera adición a los otros siete, un hábito que, de algún modo, se hubiera pasado por alto.
Se trata de ver y aprovechar el poder de una tercera dimensión de los siete hábitos que responde al principal desafío de la nueva era del trabajador del conocimiento.
El octavo hábito consiste en encontrar su voz e inspirar a los demás para que encuentren la suya.

” Es por ello que, Abel Cortese y Eric Gaynor al referirse a “Las 7 Inteligencias” destacan la importancia de la Inteligencia Organizacional donde la inspiración propia debe ser acompañada por la inspiración a terceros”.
Todo empresario y emprendedor se caracteriza por su capacidad inspiradora – tanto propia como hacia terceros -. Y esto usualmente no se aprende en ninguna Universidad de primer nivel en el mundo, como así tampoco dentro de todo el mundo corporativo.